viernes, 13 de junio de 2014

Diario existir.

Aquello que brilla ostentoso no me llama demasiado la atención, por el contrario, puedo pasar horas viendo las alas de una mariposa, concentrarme en caminar por el centro de la ciudad, disfrutando cada uno de los millones de estímulos, sintiéndome parte de algo mucho mas grande y maravilloso que mi simple existir.

 

Y mientras todo gira alrededor me pregunto qué es lo que vendrá mañana, pero sin mucha inquietud, mejor me dedico al hoy y ya veremos que sucede.

Publicar un comentario