jueves, 27 de abril de 2017

Until we meet again.


El sol ha muerto en el patio del hospital, algunos murieron con él, 
algunos suspiraron aliviados al verse aún conscientes de su enfermedad, algunos lloraron de felicidad, algunos se mordieron el labio para contener la tormenta de lágrimas al escuchar la noticia del deceso de un familiar amado, algunos rezaron para agradecer, algunos rezaron deseando que eso terminara el dolor, algunos simplemente cerraron los ojos, algunos ignorarán hasta el final de sus días lo que hoy ha sucedido. 

Algunas sonrisas no las veremos (ja)más. 
Publicar un comentario