lunes, 16 de noviembre de 2015

El explorador que sigue buscando la tierra prometida.

 

Antes de salir de ahí se me ocurrió voltear al colchón y entonces la vi, no a ella que fumaba impaciente, sino a ella, la mancha que hizo que mi imaginación volara.

 

Una mancha de semen que se confunde con el sudor cubre  una sábana sucia, manchas que no tienen forma alguna, pero que para alguien con imaginación emulan un viejo y desconocido continente, en la irregular forma se puede ver o acaso proyectar el deseo, de forma fractal imposible de definir pero que todos han sentido al menos una vez, como la belleza, recorre todo el mapa, se concentra en toda ella, la belleza, el deseo y entonces queda expuesto, desnudo y te enfrentas al oleaje de la excitación que a veces es tormenta y a veces tan sólo un quedo vaivén. Y ese oleaje nos lleva tierra adentro donde un cuchillo con forma de lengua se abre paso entre la maleza y explora junto a unas manos que cobran consciencia y autonomía y que pretenden en un instante hacer lo que les tomaría toda una vida y desnudo te adentras en esa tierra extraña, siempre extraña no importa cuantas veces la visites.

Y en esa tierra encontramos el archipiélago del orgasmo, pequeño pero hermoso, por allá el terreno se eleva y es donde se encuentran los montes que hay que explorar, nadie sabe como son, hay que aventurarse y conocerlos, pasar por el monte de venus donde prácticamente hay que gatear para conocerlo mejor y de ahí explorar lo que haya por explorar, conocer lo desconocido, sin miedo y sin prejuicios y  al norte, o al menos al norte del que observa se encuentra flotando por sobre un lago de saliva, un pequeño bote que lleva en sí el sopor, ese que inunda a aquél que es capaz de cruzar este terreno, por la ruta que sea. Algunos solamente cruzan por que tienen que, otros se detienen a admirar cada centímetro como si de eso dependiera su vida. Y algunos, no todos se han dado cuenta de que allá arriba, en donde se forman las nubes hay otras cosas que descubrir, donde un humo espeso forma nubes artificiales que estimulan los sentidos como nada lo ha hecho y como nada lo hará. Hay tanto por explorar en este lugar. Pero tan poca vida.

 

Perdido en este mapa se encuentra el explorador que se ha atrevido a explorar esta tierra, confundido se pone pie y es entonces que descubre ese mapa, mapa que formó o que ayudo a formar, o que quizás formaron con él.

 

Él suda como nunca, emocionado, mientras ella le pide que deje el dinero sobre la mesa y apague la luz al salir.

2014-03-22 05.08.53

 

Al salir noté la luz que iluminaba esa pequeña estatua, si no mal recuerdo la virgen se llama igual que ella, o al revés. Me senté a esperar la combi y sólo entonces me di cuenta de la hora, demasiado temprano para volver a dormir, demasiado tarde para seguir la fiesta. Me senté a esperar mientras encendía un pequeño cigarro, saqué mi celular para tomar una foto que no pude revisar en ese momento, pues la batería se agotó y entonces me di cuenta de que el universo tiene un curioso sentido del humor en un lugar perdido, lejano, se escucha una canción que hace horas me encontraba tarareando, nervioso sin saber que era lo que iba a suceder, mientras ella me tomaba de la mano y me decía con risa burlona: “ven, ‘'¿o tienes miedo?” y yo alcancé a decir sin fuerza, más para mí que como una respuesta para ella, “chingue su madre, ‘amos”.

 

Subí a la combi con prisa pretendiendo que mis miedos no alcanzaran a subir conmigo y se quedaran en ese viejo barrio para perderse y nunca más encontrarme. Abrí la ventana y sentí como el viento pretendía calmarme al acariciar mi frente, mientras a lo lejos aún se alcanzaba a escuchar esa canción que me hizo reír mientras veía y me despedía de una vieja virgen de  nombre que no quiero recordar.

 

Pleasure and pain; Heaven and Hell - my memories
What a long and strange trip this has been for me
What a short and strange life this has been

It has given me much - maybe taken more
but those good times were always worth waiting for
When it's time to take leave of this world
I will leave with bitterness and joy…

Publicar un comentario