lunes, 14 de marzo de 2016

En la oscuridad, todo es nada.

Los perros ladran con furia a la nada.
O eso quiere creer.
Les exige silencio, sin saber que son ellos quienes han logrado evitar la visita de la muerte, por un día más.

Publicar un comentario