miércoles, 23 de enero de 2008

Feliz Cumpleaños mami





Recuerdo los días en que era un niño, en que mis preocupaciones eran llegar a tiempo a mi casa para poder ver plaza sesamo; o quedarme horas pensando que era lo que le gustaría mas a He-man, si la cajeta en pan o en galletas marías; si acaso las hormigas tenían nombres extraños como Xuk o Zpanckls...

Días en los que era más fácil ser feliz.

Recuerdo esos días con nostalgia, pero más recuerdo esos días por que fueron los días en que pude estar con mi mami. Cuando niño siempre estuvo conmigo, era mi amiga y confidente, ella escuchaba mis teorías acerca de la vida de las hormigas, me escuchaba leer los cuentos de aquellos libros de la SEP, comíamos helado juntos, veíamos las luchas en la tele...

Recuerdo que a mi hermano, siendo piloto aviador, le daban vales de despensa, pero sólo eran válidos en un pequeño súper, que se encontraba a aproximadamente dos cuadras del aeropuerto. Así que desde Satélite íbamos hacía allá, mi hermana, mi mamá y yo. Esto generalmente los domingos. O sino, los domingos los utilizábamos para visitar a mi abuelita, mucho más tiempo atrás, y tenía un perrito negro, que a mi parecer de niño, padecía de algún problema de la cabecita, por que se la pasaba ladrando como loco. Una vez me mordió... Mi abuelita lo regañó, ese día me sentí mal, muy mal, por la mordida y por que por mi culpa habían regañado al perrito, además de que temía las posibles represalias que tuviera el animal...

Dentro de esos recuerdos, tengo uno de un cumpleaños, en el que yo quería tortugas ninjas por todos lados. Así que mi pobre madre tuvo que conseguir las dichosas tortugas, pero obviamente fueron tortugas pirañas, es decir, de mercadito. Muy padres ellas, pero a esa edad me sentí mal por eso, pensé que debían ser originales y creo que... estoy seguro de que hice berrinche, pero después me di cuenta de el sacrificio que había hecho, reaccione ante lo que sucedía y me sentí mal por hacerla sentir mal. Fue mi primer sentimiento de aberración hacía una actitud tan materialista. Pasado un tiempo me sentí el niño más feliz y agradecido, por que esas tortugas, eran demasiadas, sobraron causando que durante el mes siguiente pudiera jugar y torturar a decenas de leonardos, donatelos y rafaelos...

No recuerdo todos los pasteles que me hicieron en cada una de mis fiestas, no recuerdo el rostro de mi mami en las fiestas, pero estoy seguro de que siempre lo hizo con la mejor intención, siempre con mucho cariño.

De ella aprendí a disfrutar las cosas.

Había veces en que íbamos a comprar helados de McDonald's aquellos conos, pedíamos uno cada quien, mi hermana, mi mami y yo, como han de suponer llegando a la casa yo ya tenía menos de un cuarto del preciado botín. A los seis minutos de haber llegado a la casa yo no tenía helado alguno, pero mi ma si... Recuerdo la paciencia y la dedicación que daba en cada bocado, así como la molestia obvia cuando yo le pedía que me diera un poco, al cabo ella todavía tenía... "Este es míooo!!!" Después de molestarse me dejaba un poco, ambos sabíamos que así sería, pero al cabo del tiempo aprendí que las cosas pueden ser poco duraderas, incluso efímeras, pero si les damos la dedicación que merecen, si les dedicamos nuestra completa atención y disfrutamos cada segundo, podremos forjar un recuerdo eterno.

Hay muchas cosas que recuerdo de aquellos días, igual que recuerdo que durante el kinder mi lunch era un "sangüich" de huevo, un peperami y un frutsi. Si hoy día compró ese alimento que pareciera papel procesado con aquello que no tiene la calidad suficiente para hacerse paté, es por que me siento y recuerdo cuando sentado en el patio del kinder disfrutaba mi peperami, y el Pingüino es por unos segundos pepito, y piensa cosas de niño con lenguaje de "adulto".

Y si hoy día pienso todo esto, es por que hoy 24 de enero, era el día en que se festejaba el cumpleaños de mi mami cuando vivía, así que se me ocurrió pensar en eso y dedicarle con cariño mis pensamientos a la mujer que mas he amado.

Hoy, con la voz entrecortada digo "Feliz cumpleaños mami..."
Publicar un comentario