domingo, 12 de agosto de 2007

Disfrute yo el ahora....



Pues bueno, una nueva etapa ha comenzado, el inicio del curso escolar, un cambio de actitud, la determinación de no forzar las cosas. El no querer recibir algo que nadie esta forzado a dar.

Creo que ya es suficiente de "suponer", las cosas son o no son, no más. Que de aquí en adelante lo que venga, bienvenido sea. Basta de sobreentender las cosas, lo mejor es hablar.

Comienza una nueva etapa, por la cual me encuentro bastante emocionado. Entusiasmado ante las cosas que estoy a punto de aprender. Me gusta la idea de poder aprender cosas nuevas día a día, el poder aprovechar mi tiempo, hacer algo de provecho con él.
Un maestro nos dijo: "El tiempo no se pierde, solamente se utiliza en otras cosas", yo estoy muy de acuerdo con él. Además de que en este momento de mi vida la disposición para el estudio es la mejor. Hace algunos años, hubiera sido muy distinta mi actitud en clase y con mis compañeros, pero ahora sé que es necesario convivir. Tener "contacto humano"...

Esta por cumplirse la segunda semana de clases, en la cual ya tuve mi primer encuentro con la cámara de gesell, que aunque incomodo, bastante interesante. (Una novatada). De alguna manera positiva, he avanzado en lo que respecta al trato con mis compañeros de otros semestres. Y en el pequeño circulo al que pertenezco, los avances son graduales, pero positivos.
Las clases han sido en su mayor parte temas introductorios, vistazos fugaces a lo que veremos mas adelante, ha sido definir conceptos, compartir experiencias, pero nada especializado. Sin embargo estas dos semanas me han enseñado muchas cosas.
He aprendido, o tal vez confirmado, que no soy el mismo, desde este tiempo en clases sólo he hecho dos dibujos, pequeños, en la libreta, cosa que, para quienes me conozcan, sabrán que el simple hecho de tener una pluma, ya me condiciona, o motiva a dibujar. Sin embargo ha podido más el José "coherente", por tener que darle un nombre sin reflexionar mucho. Me he dado cuenta de que mi postura ante los demás ya no es defensiva, hasta cierto punto agresiva, no, ahora busco comenzar una conversación, mis respuestas han pasado de simples monosílabos, o frases estructuradas como tal, sin miedo a "exponerme". Sin pensar lo que digo, que repercusión puede tener a futuro, sin que la información dada represente un peligro, o una vulnerabilidad.

Creo que esta ha sido una de las decisiones mas acertada, que haya hecho en mi vida. El tiempo para ejecutarla es el perfecto, mi disposición es la mejor, las condiciones son muy buenas, pero sé que puedo mejorarlas. Creo sinceramente que esta será una experiencia que me dará muchas satisfacciones. Creo, que este es uno de los mejores momentos de mi vida, y si así no lo fuere, tengo la disposición de convertirlo en el mejor.

Existen situaciones que no son las mejores, pero, vienen a mi memoria dos frases, desconozco los autores, y espero citarlas lo mas apegado a la redacción original:

"¡Penas! ¿Quién osa decir que tengo yo penas?
Luego, después del rayo, y del fuego,
tendré tiempo de sufrir."

(Gracias a San Google sé que el autor es José Martí.)

Y la segunda es:
"Viva yo el presente, disfrute yo el ahora, y si el diablo quiere, me lleve al morir", de la cual desconozco el autor, pero sé que me basta como consigna.
Así pues, viviré en el presente, sin mas pretensiones o suposiciones lanzadas al futuro, o anclas establecidas en el pasado, que por su mismo peso, no me permiten mover libremente, y tal vez, sólo tal vez, pasados los años, olvidado este texto, o tan sólo como un bello recuerdo, en mi lecho de muerte reciba al Diablo para irnos a dar ese último paseo...
Publicar un comentario