domingo, 26 de agosto de 2007

Segundo Movimiento: El Estribillo.

El tigre frente al Espejo.

Una leyenda china cuenta que, hace muchísimos años, el mundo de los espejos y el de los humanos estaban comunicados. Ambos mundos convivían pacíficamente hasta que el Emperador Amarillo capturó al magnífico tigre del espejo. Entonces, estalló la guerra…

Cada vez que me veo en el espejo no estoy seguro de lo que veo. No estoy seguro si aquel que me vigila lo hace con celos, o acaso sea odio, por apartarme de aquello de lo que originalmente fui. A veces creo que ese yo que me mira desde el espejo, no soy yo, o no mi actual yo. Yo soy el usurpador, él es quien sabe que he hecho mal, sabe lo que yo me callo. Sabe lo que he dejado de hacer, y por eso me mira de esa forma. Los dos sabemos que sucede, pero cobardemente desvío mi mirada... Sé que el no podrá hacer nada, esta obligado a imitarme. Y así, lo obligo a que deje de mirarme, a que deje de recordarme lo que haya hecho mal...

Mi temor es que el tigre amarillo se dé cuenta. Que en mis sueños venga por mí, y es que una vez que un tigre devora a un ser humano, es difícil que se detenga...

A veces lo veo entre las sombras, en el espejo de la pared. Siento su cola golpear mis pies, sé que esta cerca. Sé que me acecha....

Ahora cada vez miro menos el espejo. Quiero corregirme, pero sólo hasta que lo haga, podré sostener la mirada a aquel que me mira desde el fondo del espejo.

***********************************************

Mis pies tocan la arena,
un golpeteo de agua.
Intermitente.
Calmo, mas no inofensivo.

A la luz de la luna
brilla la arena
brilla el mar
pero no veo tus ojos

Sigo sin rumbo,
perdido...
sé donde estoy
sin que por eso
sepa a donde ir

Si miro hacía atrás
sé de donde vengo.

Si miro hacía atrás
sé que estas.
Puedo verte....

si miro hacía adelante,
tan solo la arena,
no hay huellas que seguir
toda la costa es virgen.

si miro hacía adelante,
tan solo la arena,
tu rostro se dibuja en la arena
hasta que una ola celosa se lleva tu imagen.

*********************************************

La cuna colgaba del techo. La distancia sería de unos dos metros, dos y medio máximo...
Y sin embargo, podía ser la separación de dos mundos..

*******************************************

Agazapado. La mirada fija en la presa. La cola es lo único que se mueve. Lo único que muestra las ansias de matar. A la distancia se pierden sus ojos en la maleza. Nos observa. Sabe que puede matarnos. Lo puede hacer a voluntad. Pero se divierte. Este tigre es como la muerte. Nos da una mínima ventaja, pero al final siempre nos alcanzará.

Este tigre es la muerte...

*******************************************

De lo primero que nos damos cuenta es del silencio. No hay nada más.
Poco a poco comenzamos a tener conciencia de nosotros. De nuestro cuerpo, sin quererlo, sin buscarlo, nos vamos dando cuenta de nuestras extremidades. La sensación que produce un pequeño roce en la piel. La manera en que nuestros dedos se mueven a nuestra voluntad. Somos dueños de nosotros mismos.
Poco a poco nos movemos con mayor soltura, comenzamos a tener mas noción de nuestra capacidad. Gradualmente sabremos nuestras limitaciones.
Es entonces que comenzamos a sentir una presión en el cuerpo. Nos sentimos ajenos al lugar en el que nos encontramos.
La luz lastima nuestros ojos, que hasta ese momento estaban cerrados. Nos cuesta abrirlos, pero duele cerrarlos.
Nuestros pulmones reciben un fuerte golpe, el aire que hasta hace poco no necesitabamos, desde ahora será vital.
El silencio deja lugar al alboroto.
Ahora que hemos sido expulsados del útero, poco a poco, comenzamos a morir.

*************************************

Hay veces en que lo único que alguien busca es a alguien más.
Hay veces en que lo único que alguien quiere es alguien que lo quiera.
Hay veces en que lo único que hay es una necesidad. No más....

************************************

No era mas que una reunión, pero estaban en donde no podían estar. Se encontraban en el lugar que sólo existía en sus sueños. Que quería decir esto?

Acasó estaban muertos?

O acaso irrumpieron en sus sueños...

*************************************

Cuando puse atención, ví que el conejo se burlaba de mí....

***********************************

Si ya casí a todo se le puede poner una etiqueta y venderlo, me pregunto cuanto pueden valer mis ideas...

Cuánto podría pagarse por lo que tengo que decir. O acasó la pregunta sería, ¿Cúanto estaría dispuesto a pagar para que escucharan lo que tengo que decir?

************************************

"Cuando mueras yo te lloraré de veras. Yo me acercaré hasta tu rostro transfigurado para besarte con desesperación los labios en un último esfuerzo, lleno de presunción y de fe, por devolverte al mundo que te habrá relegado. Yo me sentiré herido en mi propia vida, y consideraré mi historia partida en dos por ese momento tuyo definitivo. Yo cerraré tus reacios y sorprendidos ojos con mano amiga, y velaré tu cadáver emblanquecido y mutante durante toda la noche y la inútil aurora que no te habrá conocido. Yo retiraré tu almohada, yo tus sábanas humedecidas. Yo, incapaz de concebir la existencia sin tu presencia diaria, querré seguir sin dilación tus pasos al contemplarte exánime. Yo iré a visitar tu tumba, y te hablaré sin testigos en lo alto del cementerio tras haber ascendido por la pendiente y haberte mirado con amor y fatiga a través de la piedra inscrita. Yo veré anticipada en la tuya mi propia muerte, yo veré mi retrato y entonces, al reconocerme en tus facciones rígidas, dejaré de creer en la autenticidad de tu expiración por dar ésta cuerpo y verosimilitud a la mía. Pues nadie está capacitado para imaginarse la muerte propia."

**************************************

«No debería uno contar nunca nada, ni dar datos ni aportar historias ni hacer que la gente recuerde a seres que jamás han existido ni pisado la tierra o cruzado el mundo, o que sí pasaron pero estaban ya medio a salvo en el tuerto e inseguro olvido. Contar es casi siempre un regalo, incluso cuando lleva e inyecta veneno el cuento, también es un vínculo y otorga confianza, y rara es la confianza que antes o después no se traiciona, raro el vínculo que no se enreda o anuda, y así acaba apretando y hay que tirar de navaja o filo para cortarlo».

J.M.

**************************************

La luna pulposa, parecía mas un ojo que un astro.
Y ahí, inerte, el conejo riendose de mí...

**************************************

Solo aquello que nos satisface o que amamos ocupa un lugar especial en nuestra vida.

Para extrañar algo, es necesario haberlo perdido.

Y sólo se puede extrañar lo que en verdad se ama....

****************************************

A veces cuando veo la luna y me pongo a pensar en lo que fuí. Me doy cuenta de que extraño mi casa, extraño todo lo viví ahí. Pero estoy seguro de que no puedo estar extrañando, hay que forjar nuevos recuerdos aquí, no vivir de lo que fue. Sino darle sentido a lo que es.

Aún a pesar de las burlas de ese conejo....

****************************************
Publicar un comentario