viernes, 31 de agosto de 2007

89575698877621456244

La ciudad ha amanecido muy nublada. Pareciera que hasta el sol ya se cansó de vernos.



Hay quienes dicen que les da flojera ver todo cubierto por la niebla... Hay quienes dicen que estos días estan de güeva. O hay quienes dicen que son los días perfectos para dormir.



Para mí son días que vale la pena vivír. Son esos días que tienen todo para recordar que estamos vivos. El frio nos hace sentír, nos despierta, es más fácil estar atento a lo que pasa; se aprecia mas la vida.
Publicar un comentario