lunes, 20 de febrero de 2012

Secretos de Infancia.

Cuando era niño lo llevaban a un viejo restaurant donde había una gran fuente. Siempre arrojaba una moneda mientras con fe pensaba su deseo.
Muchos años después, se decidió a ir en busca de su tesoro, iba tan sólo con su presentimiento, sus recuerdos y una pequeña pala para arena.
Pasó otros tantos años buscando la fuente.
Cuando por fin la encontró se calzó sus botas de goma, se puso un impermeable amarillo y con su pala se dispuso a reencontrar sus deseos.
Published with Blogger-droid v1.5.8
Publicar un comentario