miércoles, 8 de febrero de 2012

ven a sentarte conmigo




Inevitablemente vamos a morir, es sólo cuestión de tiempo
y nuestros cuerpos se convertirán en abono para la naturaleza que viene
y mientras todo se derrumba a nuestro alrededor
ven a sentarte conmigo
de cualquier manera estamos condenados
vamos a fundirnos en un beso eterno
para que un día, cuando alguien por curiosidad retire el musgo que cubre nuestros cuerpos
descubra lo que es aferrarse a la vida.

Publicar un comentario