domingo, 1 de enero de 2017

Sol. Dusk. Farewell.

El sol se fue sin despedirse
lo vi ocultarse detrás de un edificio y de ahí siguió bajando, se ocultó detrás de esa línea, que resulta que no es una línea y que llamamos horizonte
ahora se asoma por otro lugar
uno que ni siquiera imagino
y personas que nada saben de mi despiertan y cierran las cortinas pues es bien sabido que en las fiestas, él es el último al que se quiere ver
su paseo es interminable y lo que llamo vida es para él un parpadeo
soy nada para él y para mí, es en ocasiones, todo
es todo en aquellas ocasiones en que temblando de miedo deseo que la luz se lleve aquella sombra que acecha mi sueño
es todo cuando enfermó siento que la vida se me va y al ver la luz amarilla abriéndose paso entre la penumbra de éste hospital, me da la ilusión de comienzo y siento que si ha comenzado un nuevo día, yo podría bien vivir un día más
es todo cuando emocionado, cual niño que era, esperaba su presencia para poder salir a jugar y lo extrañaba cuando se iba, sabiendo que lo volvería a ver, pero sin querer despedirme, pues era mi amigo
es todo cuando planeo mis vacaciones y deseo pasar un día recostado en la arena, entonces no me molesta su presencia, entonces le sonrío y no lo odio, como cuando espero a que avance el tráfico
es todo cuando cuando comienza el día y nos da sentido de orden, rutina, tedio
es todo cuando por fin termina la tormenta y entre escombros hay que buscar a nuestros familiares. 

El sol se fue sin despedirse, creo que aquí estaré mañana, 
o al menos eso espero
eso deseo.
 
Publicar un comentario