domingo, 1 de enero de 2017

Greetings

En mi afán de escribir, no sólo abrí un blog, sino que me inventé un par de lectores, para los cuales en ocasiones escribo y les dedicó un par de líneas.
Para esos ojos curiosos, mis lectores ficticios que son tan reales como mis demonios y para mis lectores reales, en caso de que los hubiera, por irreales que sean, una disculpa por la imperceptible ausencia.
Publicar un comentario