jueves, 7 de junio de 2007

Posible incoherencia



Hay quienes piensan que la coherencia es la inflexibilidad. Pareciera que les da miedo el hecho de que los demas se den la oportunidad de analizar las cosas y poder cambiar de opinión. Se molestan cuando decimos que nos gusta algo que hace unos días, o meses ni siquiera hubieramos tomado en cuenta.

Pareciera que les resulta mas fácil permanecer sin cambio alguno, sin darse la oportunidad de poder analizar las cosas.

Yo he cambiado, no soy el que solía ser, algunas cosas ya no me atraen, y no es por que hayan dejado de ser buenas, sino que simplemente las veo con otros ojos, ya no me atraen esas canciones que hace mucho consideré geniales. Lugares en los que pasaba horas, hace tiempo que no visito. Esto en cuanto a lo superficial, la idea que me invitó a escribir estas líneas, es que ya no pienso como hace unos años, he cambiado mis puntos de vista,mi forma de pensar se encuentra muy distante de aquella que en algun momento quiso viajar hacía ningún lugar, inclusive en algún circo.

Han sucedido cosas en mi vida que me han cambiado, otras me han forzado a cambiar.

Pude darme cuenta de que cuando uno asegura tener amigos, no siempre puede respaldarlo. Cuando me ví forzado a estar en reposo, me dí cuenta de que por mas que se tengan buenos libros, buena música y sobre todo, mucho tiempo para leer, dibujar y escribir, siempre es bueno e inclusive necesario poder pasar tiempo con alguien, poder platicar esas cosas que nos hacen sonreír, eso que no podemos evitar dejar de contar. Lo malo es cuando no se tiene a quien contarlo, o bueno, se tiene, pero lo que uno pudiera contar no resulta tan atractivo. Es así como me dí cuenta de que uno puede responder por su amistad, pero jamás hay que dar por seguro algo que no nos corresponde.

En fín, la idea que comenzó este "posteo" se ha ido perdiendo, lo que quiero escribirme para en el futuro leerlo con calma, es que independientemente de las ideas de los demas, o inclusive de los tiempos, hay que darse tiempo de reflexionar y poder tener una opinión, ya sea buena o mala, por que siempre, inevitablemente, habrá alguien que choque con nuestras ideas y podremos darnos cuenta de que tan coherentes somos.
Publicar un comentario