sábado, 30 de junio de 2007

Prólogo.


Me gustaría reproducir un texto que escribí durante me "encierro", como me gusta llamarle;

"Sería bueno no sentir,
Sería bueno no ser lastimado,
Sería bueno que a uno nunca le pudieran hacer daño,
sería Bueno.


Pero uno se perdería de buenas cosas.
Para gozar hay que sufrir,
Para amar a alguien hay que tener decepciones.

Todo es parte de un ciclo,
Todo forma parte de un todo.

La vida misma esta en contacto con la muerte."


Y he aquí el pequeño diario que llevé. O mejor dicho, el resultado de recordar las situaciones que viví antes de llegar a mi "encierro"

"Sábado 20: A las 2:30 mas o menos me caigo. Me llevan a la cruz roja, sacan radiografías y dicen que solo es un esguince, llego a mi casa y me duermo. En la mañana mis papás se enteran y la visita al doctor se cambia para el domingo.

Domingo 21: Voy al Médica Campestre y me sacan radiografías y se dan cuenta de que tengo dos vertebras fracturadas.

Lunes 22, Martes 23: Estoy en casa en cama, en repozo sin tener que moverme, el lunes me dicen que tengo que ser operado.

Miércoles 24: Me internan en el seguro, entro a urgencias y me sacan radiografías y tomo grafías. Hasta que no se arreglan mis papeles no me dejan subir a piso. Ahí en urgencias conozco a la enfermera Mary que me cayó muy bien. También conozco al señor y al tipo raro, ambos malos del pie. Con ellos me la pasé mas alivianado.

Jueves 25: Sigo en urgencias a espera de que se arreglen mis papeles. Al tipo raro lo conocí este día. Me advierten que sin mis papeles no me pueden subir a piso, y de no arreglarse me enviarían al Hospital Regional.

Viernes 26: Me suben a piso como a las 13:30 horas, me toca el cuarto 405, ese mismo día me toman mas tomografías.

Sábado 27: Me avisan que el Lunes es mi operación. Dan de alta a mis compañeros de cuarto temprano en la mañana.

Domingo 28: Todo el sábado y todo el domingo me toca el cuarto solo. Dormí muy poco. Me sentía muy seguro. Esperaba la hora de la operación, estaba programado para las 8am. En la noche una enfermera me hizo quitarme los calzones y me vendó las piernas.

Lunes 29: Me desperté como a las 3:30am y a las 5:30 un camillero llega por mí. Me bajaron y me dejaron en un cuarto muy amplio donde había otras dos personas, ya operadas, después llegaron, o mejor dicho llevaron, a dos mujeres. A las 7:30am una señora platica conmigo, es la anestesista, me hace una serie de preguntas y me dice que no me preocupe. A las 8:45 me pasan al quirófano, 8:50, veo a muchos enfermeros y doctores y veo el quirófano, donde voy a ser "abierto". 8:55 me inyectan la anestesia. 8:57 me siento chistoso. 8:58, Me desaparezco.

12:30 o 13:00 horas (no sé bien), Estoy soñando que estoy en una barra platicando con el cantinero, me doy cuenta que tengo que irme, pero antes de irme me doy cuenta de que necesito ir al baño. Pero decido ir al baño al lugar que tengo que ír. Recupero el conocimiento.

Estoy en la camilla, me siento raro y siento un hormigueo en la espalda.

Me sacan del quirófano y me dejan en el cuarto amplio donde estuve antes. Ya había mucha mas gente. Pedí un bote para poder hacer "pipí", fue cuando me dijo la enfermera que tenía una sonda.

Como a las 14:30 o 15:00 me suben al cuarto. Todavía andaba muy apendejado. Ese día me costó un huevo dormir. Bueno, ya después de la operación no podía dormir bien en la noche. Me daba mucho calor en la espalda y en ningún momento estaba cómodo.

Martes 30 y Miércoles 31: Fueron días de espera, me sacaron mas tomografías el martes y el miércoles rayos X, pero de ahí en más, nada.

Lo que pasa es que como 8 doctores pasaban a diario a verme, el martes 30 me quitaron la sonda, y un artefacto o algo que desconozco, que drenaba la herida. La sonda me dolió sobremanera, y lo de la espalda, no tanto. Lo que me dolía era cuando el doctor pasaba el dedo por la espalda. Me sentía raro. Como caracol.

Jueves 1ro: Me dan de alta, desde las 9am. Pero hay que esperar a que un camillero me baje. Mientras tanto el doctor me dice que ya puedo caminar pues tengo el corsé. Me suben el respaldo de la cama, pero poco a poco, ya que me marea.

Como a las 13:00hrs sube un camillero por mí, después de un rato de ir muy rápido en la camilla, me mareo, tengo que pedirle que se detenga. Después de un momento podemos seguir. Y después de esto, a esperar ambulancia.

Llego a la casa, me suben cargando y estoy un rato echado como vaca.

Después Luz Elena me ayuda a sentarme en la cama. Medio apendejado como apoyado en una bocina.

Después llega Blanca (una vecina), me ayudan a parar, camino hasta el baño del otro cuarto y sentado me quito toda la mugre.

Viernes 2: Comienzo mi nueva vida, cambio mi forma de pensar. Valoro mas las cosas.
Ahora sé lo que significa eso de "un amigo pa las buenas y pa las malas". Ahora sólo malas y sin amigos."

Mientras transcribía el texto no pude evitar recordar varias cosas. Y ahora que analizo las cosas me doy cuenta de que jamás en mi vida me había sentido tan vulnerable, tan dependiente y tan limitado. Me dí cuenta de que realmente es una fortuna poder levantarse de la cama para poder ver las estrellas o satisfacer la curiosidad de quien es aquel que ríe a lo lejos. Me dí cuenta de la importancia que tiene un vaso de agua, por sí mismo y no sólo por que se tiene sed. En ese momento entendí que la vida es frágil. Uno piensa que tiene el control y que puede hacer muchas cosas, pero no lo valora. Y solo a través de esta experiencia puedo decir que me dí cuenta de tantas cosas que en un momento jamás imaginé. ahora sé que nadie puede fiarse y confirmar nada por los demás.

Ahora veo las cosas de manera distinta. Aunque me gustaría saber como podemos empezar a combatir la indiferencia.
Publicar un comentario