lunes, 30 de abril de 2012

De aquella visita a tu ex novio.

Llegamos a su casa por insistencia tuya, tenías muchas ganas de verlo, eso dijiste. Pero en cuanto cruzamos la puerta y entramos a la sala, me miraste con una cara que sólo denotaba las ganas de largarte.
Nos invíto un café, tú pediste una cerveza, yo acepté el café, era de olla y sabes que me encanta el folklór, ademas de que olía muy bien.
Ustedes se fueron a la cocina a platicar, yo me quedé en la sala acariciando al gato.
Me sorprendió que regresaran riendo, tan naturales...
Por alguna razón que no he terminado de comprender, subí las escaleras y en el tercer cuarto la vi a ella, de pie. Rió al verme y corrió al baño. Su mirada sólo me dio a entender que la siguiera. En el baño la vi recostada en la tina, y su mirada sólo me provocó una risa nerviosa.
Sabiendo que podías subír en cualquier momento me limité a platicar con ella, a pesar de su insistencia de que le enjabonara la espalda. Gritaste mi nombre e inmediatamente después gritaste, ya nos vamos. Me despedí de ella y bajé las escaleras sin prisa, para encontrarme con que ya no estabas, aparentemente ese "ya nos vamos" no se refería a que nos ibamos tú y yo, como habíamos llegado, sino que se iban tú y él. Aún me pregunto porqué salí de ahi y no te esperé, o porqué no subí las escaleras, quizás por que sabía que no era mi lugar.
Caminé por horas, entré a un puesto de quesadillas y pedí dos, como me gustan. La señora que me atendió se llama o llamaba María, tiene tres hijas, todas ellas estudian y me dijo que le costaba mucho trabajo, pero que sus hijas serían algo en la vida, no como ella, eso dijo ella. Pasamos horas platicando de ese concepto de lo que es "ser alguien la vida", se sentó a comer conmigo y al terminar se rehuso a cobrarme, insistió en que, con una plática como esa, ella era la que me debía pagar a mí. Llegamos a un acuerdo y para quedar a mano, la pasé a visitar tres veces más, que quizás después te contaré.

De todo esto me acordé de aquella vez que me invitaste a comer unas quesadillas y antes de llegar me dijiste, "deja paso a pedirle unas cosas a mi ex novio, aprovechando que vienes conmigo."
Publicar un comentario