viernes, 20 de julio de 2007

Justificación a mis incoherencias

¿Que peso pueden tener mis palabras? De los miles de blogs que existen en la red, de los millones de foros que se actualizan diariamente y de toda la información que se publica diariamente, ¿que peso pueden tener mis palabras? Nada de lo que diga es nuevo, todo ha sido dicho, mejor por supuesto, las ideas que expongo no son nuevas, los temas que trato no son nada desconocidos, no hay nada que haga este blog especial, nada que lo convierta en algo maravilloso digno de ser seguido de cerca.
No tengo ideas revolucionarias, no he escrito nada digno de la posteridad, nada que pueda ser rescatado del montón, no ha llegado a mi esa idea magnifica para lograr una novísima filosofía, no he tenido la inspiración para poder lograr la novela mas hermosa de los últimos tiempos, aunque fuera la del último año me haría feliz, no hay nada que sea distinto a lo que ya se haya hecho. ¿Entonces por que seguir escribiendo, por que continuar relatando, que afán es ese de escribir, conciente de que aquel que lea no podrá encontrar nada maravilloso?.

La única respuesta que me nace es
Lo único que me hace diferente a aquellos que escriben diariamente, en el mejor de los casos, en sus blogs, es que el que escribe soy yo, son recuerdos, son cosas que me interesan y me importan, y eso por sí sólo tiene el peso necesario para seguir escribiendo incoherencias.
Publicar un comentario