lunes, 23 de julio de 2007

Suposiciones.

Uno puede hacerse muchas suposiciones, pensar que las cosas podrían estar mejor, que tal vez por una decisión mal tomada, o no tomada en su debido tiempo, o acaso fuera la inactividad misma lo que nos ha dado lo que tenemos. Algunas veces nos lamentamos, pero otras, pocas, pensamos en la infinidad de posibilidades, tal vez para hacernos creer que en donde estamos es lo mejor que pudo haber pasado, o los pesimistas pensarán que están ahí por que se lo merecen, por que no saben tomar las oportunidades.


Yo a veces me pierdo en esas suposiciones. Analizo las posibilidades, que cada vez se van ampliando, mientras mas las analizo, mas variantes encuentro, y ante esas situaciones quiero verme, imaginar que sería de mí, de mi vida, en esas situaciones hipotéticas, que simplemente no fueron y no serán, pero que me entretienen, por que me gusta pensar en lo que pudo ser.
¿Y si hubieran tomado la decisión de meterme a un internado en vez de venirme a vivir a León? Sería como soy, tendría los mismos intereses, el escribir es algo que siempre me ha gustado, y la afición por la lectura se dio relativamente después de la muerte de mi madre, fue entonces que le dediqué mas tiempo a la lectura, pero si hubiera vivido en un internado, seguramente no habría tenido la oportunidad de leer "la Tumba", de José Agustín, que estoy muy seguro fue mi primer libro leído. No habría conocido a autores tan maravillosos que me han ayudado a formar una perspectiva del mundo. No puedo imaginar mi vida a partir de el ingreso a un internado, seguramente lo habría soportado, pero no sé como es que mi carácter se hubiera comportado. ¿Sería mejor de lo que soy ahora?, podría ser que ya tuviera mi carrera terminada, inclusive ejerciendo. Seguramente sería mas disciplinado.

Y si jamás hubiera pretendido a esa mujer... Y si la vida hubiera seguido su rumbo como antes, si acáso no nos hubieramos convencido de querernos y necesitarnos... Si tan sólo hubieramos sido amigos...

O acáso, si hubieramos desde el principio arreglado las cosas... Qué es lo mejor.

No sé si tiene sentido pensar en estas cosas, sólo sé que lo que ha sucedido ha valido la pena, creo que tomamos las decisiones que consideramos más nos convienen, sin que así sea la mayoría de las veces, pero, ya lo hicimos, no tiene caso volver atrás, valdrá la pena recordar, pero no tiene sentido lamentarse por lo que fue y ya no es, o por lo que ni siquiera fue. Habrá que dedicarnos a forjar nuevos recuerdos. Ya tendré oportunidad de redimir mis errores...
Publicar un comentario