viernes, 23 de septiembre de 2011

Mi punto de vista.

Las palabras han perdido peso, su uso desmedido las ha convertido en  meros objetos de uso corriente. Las usamos igual para denotar seriedad que sarcasmo y burla. Una vida humana larga en ocasiones alcanza los cien años, pero pretendemos vivir mil años en un instante.
Cosas que deberíamos de pensarlas con más seriedad las expresamos sin el menor analisis, hay quienes juegan con la idea de darse un balazo por hipotéticas situaciones no favorables. "Si no abren mañana la tienda, me doy un balazo", y es que argumenta que el uso de esas palabras denota juego, jocosidad e inclusive es una extensión del mexicano...

Pero inclusive el usar palabras más "elevadas". Como siempre, jamás, nunca o imposible. Palabras abstractas. Palabras que es muy difícil que podamos respaldar.

"Nunca te dejaré de amar"

"Jamás traicionaré tu confianza"

Un sentimiento momentaneo no puede garantizar, respaldar o durar lo suficiente como para usar estás expresiones.

Pero así es el lenguaje. Incluso yo las he utilizado de manera desmedida.

Publicar un comentario