viernes, 23 de septiembre de 2011

Viernes

Amaneció lloviendo.
Comenzó como una fina lluvia.
Cada segundo que pasa se siente más comoda, no parece tener ganas de irse.
Las nubes a baja altura asemejan niebla.
Pretendo ir a descansar, pero lo que uno quiere depende de muchos factores y se convierte en lo que uno puede.
Veamos que pasa.

Publicar un comentario