martes, 20 de septiembre de 2011

Un cuento.

Se recostó sobre su costado izquierdo, miró el reloj, después de un rápido cálculo mental considero que aún faltaba para el amanecer.
Permaneció así, quieto. A lo lejos escuchó el ladrar de algunos perros.
Quiso explicarse lo que había sucedido, no podía explicarselo. Con temor miro hacia su derecha.
El cuerpo sin vida de su mujer yacía inerte, cada segundo más frío.
Le costó girar para poder verlo de frente, la sangre seca que llenaba su frente, un rostro cuya expresión de dolor era suficiente para que él se sintiera el ser humano mas miserable, las marcas que se veían por toda ella, muslos, espalda, rostro, piernas y brazos eran la clara muestra de que había batallado hasta el final.
Quiso incorporarse, pero el dolor se lo impidió, él también había sufrido al defenderse.

La pequeña casa a las afueras de morelos no sólo era rústica y acojedora, sino que estaba a una distancia considerable de cualquier contacto con la sociedad.

Los perros seguían ladrando a la distancia.

Con un esfuerzo sobrehumano logro ponerse de pie, quizás hubiera podido llegar hasta el baño, pero el peso de las lagrimas, causadas por el dolor, le dobló las piernas. Se consideraba una basura, más que basura, como había permitido que las cosas sucedieran de esa manera...

Tuvo que arrastrarse hasta el buró, abrir lentamente el cajón, desde su perspectiva no había nada más que hacer, era lo único, lo lógico.

Los perros ladraban, al viento, al frío viento. Solo callaron un segundo ante el estruendo del disparo. Pasado ese segundo en el que el silencio se convirtió en un ente que cubrió el bosque con su presencia, los perros dudaron en seguír ladrando. Y cómo podrían, con la muerte rondando tan cerca...

Una casa, que en perspectiva parecía más una cabaña, acordonada por una cinta amarilla, en la que se lee "Prohibido el paso" unas cuantas patrullas, son tres, sólo dos tienen la torreta encendida, una camioneta blanca, nueva, impecable, al costado las letras Ese E Eme E Efe O.
Hay unos policias discutiendo, quizá capitanes o algo parecido al juzgar el porte, no llevan uniforme pero al parecer tienen un alto rango, ordenan que es lo que hay que hacer, cómo y cuando.

Un vehículo negro que se acerca les interrumpe, el sonido de la goma sorteando el empedrado les atrae, les hipnotiza, como nos ocurre a todos con la lluvia.

Del automóvil desciende un tipo esbelto, facciones rígidas, pero no de corte agresivo, un tipo reacio, se nota que tiene carácter, firme pero justo, da la impresión de que es él, quien tiene el más alto rango, y esto lo decimos por que en cuanto se acercaba el vehículo, los otros dos le esperaban firmes a un lado del camino.

Uno de los que estaba ya en el cuadro, le dio la bienvenida al recien llegado con la cantidad justa de elogios, le informó que se acercaban cada vez más a lo sucedido, casi al punto de recrear los hechos.

Sin gesto alguno, el recien llegado le dio pie a que continuara.
-pues la pareja es de la ciudad de México, apenas llevaban seis meses viviendo juntos, pero ya dos de novios, esto lo concluímos gracias a que pudimos contactar a los familiares.
  Sí me acompañan de este lado por favor, bueno, la cabaña es rentada, el joven la pagó con una tarjeta de crédito que le acababan de autorizar. Es el único gasto registrado. De acuerdo con los datos proporcionados por la familia, el día de hoy cumplían dos años de novios y dos y medio de conocerse, lo que es confirmado por la evidencia de esta bolsa, es una carta que le escribió el muchacho, una carta de amor, ya saben.

Llegaron el día de ayer, estimamos que como a las cinco de la tarde, minutos mas, minutos menos.

No parece que llevaran mucho tiempo de haber llegado, por que las maletas siguen en el carro.

De este lado por favor, creemos que pasaron un rato en la sala, por que si observan con atención esta mesa de centro, así de cuclillas se ve mejor, el patrón del polvo se rompe, es muy leve pero se nota, aquí y aquí, evidentemente se sentaron, subieron los pies en la mesa, incluso, vean como los cojines están desacomodados justo en esta parte del sillón, después o quizás antes bebieron agua, y dejaron los vasos en el fregadero, y aquí es donde se pone dificíl la cosa, las huellas dactilares de el vaso verde, no corresponden con la de los dos muchachos... Sí, hubo alguien más.
De aquí se pasaron a la recamara...
Ahora, en la recamara es donde sucedió todo, pero antes permitanme mostrarles algo.
Si me permiten, de este lado está lo que es la puerta que da a la parte posterior de la casa, la cual está abierta, es posible que hayan salido a dar un paseo y hayan regresado por algún olvido, o cualquier cosa, pero una puerta no se deja abierta a menos de que sea necesario, o acáso si ya no nos da tiempo de regresar a cerrarla. Miren, alrededor de la casa encontramos las mismas marcas de estas botas, en la jerga se nota que quien las traía puestas se las limpió al entrar, quizá lo invitaron a pasar y por cortesía o educación se limpió, o quizás entro cuando nadie lo esperaba y le dio tiempo suficiente hasta para darse ese lujo. Notamos como los pasos se van difuminando camino al cuarto.
Ahora, mi teoría es que la muchacha se había metido a bañar, el joven estaba acostado en la cama, viendo la tele, esto por que encontramos el control tirado en el suelo, con sus huellas, sólo de él. Quien entro, no era amigo de la familia, eso se los aseguro, entro por esta puerta, todo indica que el joven quizo hacerle frente aquí, pero lo recibieron con tremendo derechazo que por poco le fractura la mandíbula, un boxer, lo derribaron aquí, por la forma de las  marcas de sangre y el ángulo, les puedo asegurar que el joven estaba en cuatro puntos, escupió el diente, que golpeo la pared, y dejó, junto a la sangre esta mancha, las costillas rotas fueron causa de las patadas que recibió en el costado mientras yacía en cuatro puntos, eso, hizo que rodara, golpeara el buró con la cabeza, pero ese golpe no fue el que le causó la herida que casi lo mata, sino que al pobre le pisaron la cabeza.

Les digo que la muchacha se estaba bañando, por que aún hay agua en el piso del baño, y aunque ya poco, la alfombra esta mojada aquí, la toalla debío de haber caído por aquí, pero como el tipo la utilizo para amagar a la muchacha, no puedo decirlo con seguridad.
Y pues lo que sucedió con la muchacha es, desafortunadamente, evidente, la pobre fue torturada y violada, el hijo de puta no lo hizo solamente una vez, la muchacha peleo como pudo, lo arañó y mordió, pero le costo caro meter las manos. Ya ven como quedo la pobre...
No, no hay muestras de semen, el muy cabrón uso condón, imagínense, lo que si tenemos es piel y sangre que quedó en las uñas de la muchacha.

No tenemos claro que fue lo que la mató, si la asfixia causada por que la tenía sometida con la toalla, o los golpes en la cabeza.
Ahora, el tipo no conforme, tomó al muchacho, también lo violó, y le dejó inconciente, quizás pensó que estaba muerto.
Creemos que hoy en la mañana despertó, se arrastró hasta el buró y se voló los sesos. El arma... esto está raro, por que el arma está registrada a nombre del papá de la muchacha, pero el la reportó como perdida/robada hace un año y medio. Quizás la hija la tomó, o fue el muchacho, pero no hay manera de saberlo.
Si, está bien, dejenos ver que más encontramos y se lo haremos saber, claro que si, al contrario, muchas gracias a usted. La carta? Si claro, mire, aqui esta...

"Amor,
          Quiero que sepas que soy muy feliz a tu lado, desde que te conocí me siento en las nubes, eres lo más importante para mí, eres mi motor, mi guía, y desde que me diste la sorpresa de que voy a ser papá estoy muy felíz, ya ves, si hay milagros, según el doctor yo no podía tener hijos y ya ves! Es una bendición. Quería que este viaje fuera una sorpresa, pero siempre me ganas, por eso te adoro mi vida, por que eres muy inteligente, y sí, como ya sabes me dieron el nuevo trabajo, ya firmé la planta, que rapido se van tres meses verdad amor, y sí me dieron con la tarjeta de nómina una tarjeta de crédito, el seguro de vida y un seguro de desempleo. Con esto vamos en el buen camino, ya nomás nos faltaría nuestra casita amor!
Recuerda que te amo con todo mi ser, no quiero que pienses que no te amo o que no confió en tí, quiero que me perdones si te armé pancho la semana pasada, si tu me dices que es tu amigo yo te creo, por favor no te enojes conmigo calabazita, yo te adoro, sin ti me moriría!

Te adora con todo su ser, tu conejito, Eduardo."


Connected by MOTOBLUR™
Publicar un comentario