sábado, 31 de diciembre de 2011

Agua, no más?

Horas viendo las nubes, buscándole forma a esas masas de gas.
Muchas tardes así las pasé, imaginando tantas cosas, ensoñaciones de niño de primaria. A veces me quedo viendo las nubes imaginando formas imposíbles, pero también recuerdo aquellos días en la azotea de la casa de satélite, viendo los aviones pasar y siempre con ganas de tocar una nube, sentírla como algodón y siempre con ganas de dormír en una.
Después me dijeron que las nubes son miles de millones de gotas de agua, así que tocar una nube, sería como tocar agua fría flotando. Aún así hoy en día tengo ganas de tocar una, e inclusive hoy, no hay nada que se me antoje más que dormír en una.
Hoy ha estado lloviendo, así que las nubes que hoy flotan en el cielo no son del tipo agradable, son más bien como aquellas que dan desconfianza, o hasta miedo.
Hay cosas que no quiero cambiar, como la oportunidad de disfrutar de las nubes, ya habrá después tiempo para preocuparse por otras cosas.

De la lluvia ya sólo queda el frío y charcos en la calle y esos, al igual que muchos malestares, se irán, es sólo cuestión de tiempo.
Published with Blogger-droid v1.5.8
Publicar un comentario