viernes, 6 de mayo de 2016

Nostalgia.




Los audífonos tienen doble propósito, evitar que las ideas se le escapen y evitar que ideas ajenas entren.

Suena Long cool Woman in a Black Dress, the los Hollies, mientras su cabeza se mueve al ritmo de la tonada sus manos bailan entre las tantas cosas que le acompañan día a día, un libro, varias plumas, hojas sueltas con ideas sueltas, un par de libretas y es justo una la que sale a la realidad, extraída por esas pinzas en forma de mano, mientras la otra sigue buscando algo, una pluma bic de punto fino es elegida y un plumón que sirve para marcar billetes falsos. El cierre sella la bóveda de su intimidad y ahora de su pantalón saca un chicle, algo tiene que hacer con la boca y como ya no fuma.
Adelantar unas cuantas canciones en espera de esa canción genial que le permita divagar y plasmar unas cuantas ideas en el papel , adelantar otras cuantas y preguntarse porqué diablos tiene tantas canciones si termina adelantándolas todas, Funeral Wedding de Katatonia se queda por mérito propio, por el simple y maravilloso hecho de que aún no hay un recuerdo unido a esa canción, es una canción que disfruta pero que no le recuerda nada, perfecta para plasmar ideas nuevas y no para exorcizar viejos demonios.
Abre la libreta y busca una hoja nueva. Una vez que la encuentra la contempla por unos segundos, siempre pensando en qué se va a hacer, acaso unas líneas o acaso unos trazos, acaso un intento de poesía, o un dibujo, un cuento o una mentada de madre al pasado.
Conforme el bajo le masajea el cráneo, él comienza a dibujar, un viejo payaso, recordando una deuda que tiene y que sabe que algún día pagará, le debe a un amigo un payaso, pero por hoy se conformará con dibujar algo similar.
Comenzar con los ojos, y con la nariz, siempre así. Quizás porque cada trazo es un reflejo de él mismo y lo sabe, así que sin quererlo le dedica más atención a los ojos. Después de un rato se da cuenta de que los ojos miran a la izquierda, hacia el pasado, a pesar de que él pretendía que miraran al frente y quizás con cierta tristeza, pero lo que aparece es la nostalgia. Una boca que tiende más hacia abajo, las comisuras digo. Si, es nostalgia lo que ve, pero quiere evitar rendir cuentas y sigue dibujando, un par de trazos sin fuerza y la mente sigue divagando. Adelantar otras cuantas canciones para poder dibujar en paz, ahora se detiene en Love de Ayreon, pero tan sólo unos segundos para de ahí adelantar ocho canciones y que el shuffle le dé The Phantom Opera Ghost.
Algunos trazos están de más, pero él sigue entretenido pasando las horas, se da cuenta de que es curioso como algunas canciones invocan pensamientos de aquel que fuimos, pensamientos que vienen desde el pasado a reclamar las promesas no cumplidas, las cosas que juramos hacer, como si no supieran que ya no somos los mismos que hicieron esas promesas, esos que juraron no separarse nunca, y ya ves aquí vamos mintiéndonos, diciendo que no hemos cambiado, pero sabiendo que somos nada de lo que fuimos, solo un rostro carcomido por el tiempo y las lágrimas.

Ese rostro que desde el momento en que lo termina se convierte en pasado, es un rostro que expresa lo que sentía en ese momento y jamás volverá a sentir lo mismo, no habrá repetición, no hay forma de repetir lo que ha sucedido. Logró plasmarse en una hoja de papel, los entendidos le llaman proyección, los que no saben simplemente dicen, se parece a ti, y como no, en cada trazo hecho en el papel se extendió a si mismo, cada línea es él mismo. Tiene la intención de pagar una deuda, pero sabe que no es suficiente y al menos le sirvió de practica para el payaso final, ese que deberá entregar en las manos de su amigo y decir en voz alta lo que tantas veces ha practicado, “me tardé, pero aquí está tu pinche payaso”.

Siempre hay algo que arreglar, siempre hay un detalle que no le gusta y pensar que bien podría quedárselo como otros tantos dibujos, pero no, éste lo va a compartir.

Ya habrá tiempo para sentarse una tarde a dibujar algo más o sí acaso el momento es el idóneo, pagar esa deuda que tiene con un amigo.


Publicar un comentario