lunes, 27 de junio de 2016

Gato negro.

Ya iba en su sexta vida cuando volvió a enamorarse de la indiferencia que habitaba esos ojos y se dijo, quizás ésta vez sí.

Publicar un comentario