domingo, 26 de junio de 2016

Viejo amigo.

La banca del parque ya está oxidada y cubierta de hojas secas.

Las palomas se acercan esperando algo que hace días no llega. Afortunadamente no saben de sentimentalismos, pues entonces estarían llorando por aquél que no ha de venir más.

Publicar un comentario