lunes, 11 de julio de 2016

a veces me pregunto si tiene sentido escribir, si sirven de algo éstas letras y la respuesta, aunque duele, es clara, jamás podré arreglar el mundo y jamás podré, con letras, cambiar nada.

y cuando decido dejarlo, abandonar las letras, algo pasa y necesito de la catarsis que supone regurgitar mi dolor en una hoja o en un recipiente virtual.

pareciera que algo o alguien se divierte con mis letras, o al verme escribir o simplemente me engaño, pues ni siquiera para abandonar tengo la suficiente disciplina...

Publicar un comentario