miércoles, 13 de julio de 2016

today is the day

ahora que gano dinero y soy grande, no me compro todos los dulces que veo en la tienda
no me desvelo por gusto
me como las verduras porque me gustan
no desayuno helado
no veo caricaturas todo el día
no me salgo a mojar cada vez que llueve
en la medida de lo posible me quedo en casa

aunque sigo dibujando

hay cosas que me dije de niño, haría al ser grande e incluso me aseguré que no sería aburrido
sí soy aburrido
en ocasiones bostezo en el cine y no se me antojan las palomitas
ya casi no como gomitas
ahora los dulces me dan miedo, pues significan diabetes o riesgo de
ya no tomo leche, ni sola,  ni con nesquik, me produce unos pedos horribles
ya desayuno fruta
a pesar de que me prometí comer pastel cuando quisiera y no sólo en los cumpleaños, rara vez lo como
si tengo perro pero no me he ido con él a descubrir el mundo
ahora porque puedo, dejo que mi perro se suba a la cama
ya no pido permiso para salir o para prender la tele, pero me estresa que la luz se quede prendida o que la puerta del refrigerador no se haya cerrado bien
me ocupo de comprar comida y me preocupa qué hacer de comer

me convierto en un viejo
poco a poco soy el señor que yo veía en la tienda y al que saludaba,  ahora soy yo él que obliga a los niños a interrumpir su partido mientras gritan,  "espérense a que pase el don", soy el que se queda platicando del clima con el taquero, soy el que mira pasar la vida pues quiere comodidad

soy el tipo canoso que ha decidido cambiar
soy el que ha de vivir la vida y que le contará a sus nietos que fue guardia de seguridad, sólo para poder quedarse en un super a la hora de cerrar, seré el tío buena onda que sabe dibujar, seré el vecino que le cae bien a la niños pues no les pide que se callen, sino que juega con ellos, seré el amigo de la familia que juega a las muñecas y se deja pintar la cara,  seré el viejo arrugado que siempre sonríe y que siempre tiene una historia para contar, seré aquel que cuente su vida emocionado mientras sus manos bailan al ritmo del Parkinson, seré el viejo con alma de joven, seré llama que arde para iluminar, nunca para quemar, seré un viejo y arrugado contenedor de sueños e ilusiones vivídas, seré la mano que le enseñará a tus hijos a dibujar árboles, seré el que le cuente a tus hijos las historias que tú no les contaste por pena, seré testigo de muchas aventuras y de muchas emociones, seré aquel que siempre insistirá para que en su funeral la gente ría por sus locuras y no que llore por lo que dejó,  seré aquel que a los 90 años se tatuará una grosería en la frente para que al verlo en el ataúd, la gente pueda sonreír, seré aquel que podrá levantar la cabeza con orgullo y decir, no me arrepiento de nada, seré un viejo loco que vivió con una sonrisa

seré lo que quiera ser, si comienzo hoy

Publicar un comentario