domingo, 17 de julio de 2016

no es adiós, es hasta luego

no sé si sentir alivio o lástima, mi vida entera cabría en una maleta.  las cosas que mas valoro y que considero en realidad mías, caben en una maleta y en una hora podría acomodarlas para salir de aquí en caso de que fuera necesario.
una hora, una maleta y tan sólo una lata de café donde quepan mis cenizas y es todo, eso será mi vida entera.
lo único intangible que tengo y que en verdad vale son los recuerdos, todas las veces que hice algo por primera vez, la primera vez que me corté un dedo y por tanto, la primera vez que vi mi sangre, la vez que pinté una pared con aerosol y que decía "pepe destruye", la vez que arrojé una plasta de lodo a la pared de la casa y preferí unas nalgadas en lugar de limpiar, pues iba a empezar he-man, la primera vez que vi los conejos de la casa de la esquina, camino al kinder, patio que sin querer quemé o la vez que comí una quesadilla de chicharrón prensado por primera vez y tantos datos inútiles que a nadie sirven y que poco significan, sólo yo les doy la importancia que tienen pues sólo a mi me sirven.
recetas de cocina, poemas, letras de canciones, nombres de bandas y canciones que comparto con mis seres queridos, cual niño emocionado que muestra sus juguetes, palabras que me dijeron tantas personas, unas ya son polvo, otras poco a poco son olvido, rostros que vi durante mucho tiempo y que hoy son borrosos o simples nombres. 
tu nombre y tu rostro son tesoros que guardo en mi memoria, pues nadie podría cuidarlos como yo

travesuras, miedos, errores, las miles estupideces que dije, las cosas que callé, las veces que cerré los puños con furia, pero no hice nada, las veces que me quedé viendo como tonto mientras mi vida se partía en pedazos, las tardes en que escribía cosas tan personales para terminarlas tirando.

recuerdos, mi vida.  estímulos que en su momento fueron tan reales y que hoy causan una sonrisa, pero que nadie comparte y si alguna enfermedad decidiera sabotear mi mente, ni siquiera eso me quedaría y entonces la pregunta obvia, quién demonios soy, y el trabajo introspectivo continúa, tratar de definir algo sin palabras, comprender la esencia de algo tan fútil y tan hermoso como la vida misma, mi mano se extiende hasta el final del universo mismo, pues somos uno, pero me sé efímero, comprendo lo que soy, pero me cuesta vivirlo.

una muerte ha sido el detonante de una tristeza acumulada, cuando murió mi madre me mentí y me dije que todo estaba bien, pasé más de 15 años creyéndome esa mentira, pero sentía una soledad y una tristeza muy dentro de mi, que en estos días se sintió con la suficiente confianza de venir a visitarme y como sucede con los viejos amigos, nos pusimos a recordar y al principio reímos, pero llegó el momento en que me miró a los ojos y me preguntó a quemarropa,  "¿cómo estás?", hay quienes son capaces de mentirse a sí mismos, yo ya no.
tengo la oportunidad de enfrentar viejos demonios, viejos miedos que en su momento tuvieron lástima del niño que fui, pero que hoy exigen respuestas y no puedo esconderme más.

es necesario que un hombre libre se arrastre y sea pequeño como una liendre, para después poder elevarse majestuoso como un águila.  muchos meditan años para lograr la claridad mental, yo no tengo disciplina ni siquiera para ser cobarde, así que he decidido arriesgarme y tomar un atajo que si bien puede resultar muy caro, el resultado me permitirá comprender lo que soy, la esencia de esa gota divina que pertenece al furioso mar, pero que igual es lágrima que expulsa el dolor y lágrima provocada por una carcajada con los amigos, gota de sudor por tanto correr y gota de sudor que recorre la espalda de aquél que reposa un orgasmo, gota de miel y de hiel, todo y nada, positivo y negativo, una gota de lluvia que moja tu rostro.

me encuentro en medio de la soledad y quiero disfrutar éste momento en mi vida, quiero ser capaz de aprender de éste tropiezo emocional. es cuestión de tiempo, quizás un par de días, quizás un par de años, quizás cuando el universo implosióne, por fin comprenda y entonces podré comenzar de nuevo, siendo otro universo y ya no gota, sino mar.

espero verte ahí también

Publicar un comentario