viernes, 1 de julio de 2016

Gracias.

¿Te acuerdas que al cruzar la calle siempre me decías, "córrele que nos apachurran"?

¿Te acuerdas de aquella vez que fuimos al zoológico?

¿O de aquella vez que fuimos a la playa y yo corrí de miedo ante una ola? Causando la hilaridad de todos, pues había estado insistiendo que quería ver el mar.

¿O aquellas veces que comíamos paella en la zona azul?  No sé si siga el local, me encantaría llevarte a comer, esperemos se pueda.

¿Y que me dices de la vez que fuimos al estadio León a ver jugar a la fiera?  Nos invitó un amigo tuyo.

Yo sí me acuerdo de eso y mucho más, de los días que pasábamos sin hablarnos pensando que así se iba a solucionar algo. Uno crece y aprende a dar gracias por las cosas, y yo te doy las gracias por todo.

Te lo digo y tú solo sonríes y vuelves a cerrar los ojos, te dejo dormir y me quedo con una sonrisa, disfrutando los recuerdos.

Publicar un comentario